30 nov. 2008

Vila-Matas portátil


Hace unas semanas, caminaba por mi barrio, Prosperidad, cuando en el escaparate de una de las pocas librerías del vecindario vi un libro pequeñito que me llamó la atención. Era un auténtico ejemplar de bolsillo: 32 páginas y un tamaño apenas superior al de una Moleskine.

El título era doble: 'Ella era Hemingway', 'No soy Auster'. El autor, Enrique Vila-Matas.

Vila-Matas y Paul Auster son, probablemente, mis escritores favoritos de los últimos años -sin olvidarme de Bolaño, claro-, así que no pude resistir la tentación de entrar para comprarlo. No conocía la edición, publicada por Alfabia, pero estrenarse con el catalán, el autor de la genial 'Historia abreviada de la literatura portátil', para una serie de textos breves no podía parecer más acertado.

En el camino a casa -10 minutos apenas- ya había devorado 'No soy Auster', en el que reflexiona sobre el escritor neoyorquino y al que define como un "autor con encanto" al que "del mismo modo que le perdona todo, le agradace todos los aciertos". Es divertido -sobre todo para aquellos que se han pasado unos cuantos años alternando libros de los dos- leer cómo Vila-Matas confiesa todos los paralelismos y parecidos que guarda con el autor de la Trilogía de Nueva York. Aunque eso sí, al final acaba por reconocer que 'no es Auster' y es que sólo uno de ellos vive en la ciudad neoyorquina.

Pero lo mejor estaba por llegar. 'Ella era Hemingway' es una joya portátil que leí al llegar a casa en tres minutos y que destila ingenio por todos sus poros. Su comienzo me encantó: 'Parece que va a llover -dije aquel día al entrar en el aula-'.



El texto trata sobre el significado del cuento de Hemingway, 'El gato bajo la lluvia', considerado por Gabriel García Márquez como el mejor relato de la historia de la literatura. El protagonista no entiende por qué el escritor de 'Cien años de soledad' lo considera una obra maestra e intenta descubrir su significado preguntando a los alumnos de su clase.

Con 'Ella era Hemingway', Vila-Matas condensa en apenas siete diminutas páginas todo su estilo, ése en el que la literatura se funde con la literatura.

Foto: Paul Auster (izquierda) conversa con Enrique Vila-Matas, imagen extraída de Hotel Kafka, aunque creo que el original es de El País.

19 nov. 2008

I love Google


Google ha cambiado nuestro modo de vida, está claro. Aunque reconozco que su supremacía me empieza a dar miedo, todavía siguen lanzando proyectos y aplicaciones que me fascinan. Hoy he llegado a este magnífico archivo de fotografías de 'Life' que han alojado gracias un acuerdo con la revista. Hay millones de imágenes -desde 1750 hasta la actualidad- y buscarlas está al alcance de la mano gracias al potente buscador. Merece la pena echar un vistazo.

En la imagen un marinero de EEUU celebra la victoria del país sobre Japón en la Segunda Guerra Mundial besando a una enfermera en Times Square. (Foto: Life, 1945)

18 nov. 2008

Alan Moore y su veneno


  • Alan Moore es el mejor escritor de cómics de la historia.

  • Watchmen, escrito por Alan Moore, es el mejor cómic de la historia.

  • El director Zack Snyder -300- prepara una película sobre Watchmen.

  • Alan Moore habla sobre la película: 'I will be spitting venom all over it'


Trailer de la película. Foto de Swindle Magazine

16 nov. 2008

Las canciones de la crisis

Suben las hipotecas, la gasolina no baja como el petróleo, el paro se dipara y la Bolsa se hunde. La historia nos la sabemos muy bien. En Internet ya circulan algunas canciones sobre la crisis en clave de humor.

Este tema es Toni A. Martínez y se titula Quedan 15 días -nos quedan para cobrar-.



Este otro está realizado por la agencia de publicidad Shackleton y en él se defiende que no nos podemos perder la fiesta de Navidad pese a que Todo se va a la mierda.



Este podría ser considerado el precursor de todo el movimiento. Un cantautor que ya en diciembre de 2007 se hacía llamar El niño de la hipoteca.



Vía: El blog Salmón

5 nov. 2008

¿Es un momento histórico?


Los periodistas abusamos de los "momentos históricos". Una y otra vez utilizamos esa muletilla, reiterativa y vacía de contenido en la mayoría de los casos. Ya lo dijo Javier Marías hace unas semanas en su columna de El País Semanal.

Muchas veces creo que el problema es que los periodistas cuando estamos ante esos "momentos históricos" más bien deberíamos decir "estamos ante una noticia". En un gran porcentaje lo que se cuenta no son ni noticias, lo que hace que cuando el redactor se encuentra ante ella, piensa que en realidad está ante un hecho que pasará a la posteridad. Lo normal es que al día siguiente esté ya olvidado y caducado.

La victoria de Obama en las elecciones de EEUU ya ha sido calificada de histórica. Y esta vez, seguramente sí lo es. Pero como en el cuento del pastor y el lobo, tantas veces hemos usado ese calificativo que ahora apenas significa nada.

1 nov. 2008

Taxista y Monet


Madrid es una ciudad que se puede odiar por muchos motivos. Pero también es una ciudad a la que se puede amar por otros muchos motivos. Ayer me ocurrió una de esas cosas que me recuerdan por qué, pese a todo, me gusta vivir aquí.

Espero el autobús para ir al trabajo sobre las 7.45 de la mañana. Un taxi se para justo en frente de mí porque el semáforo está en rojo. Distraídamente, me fijo en que el taxista está ojeando un libro. Me llaman la atención las ilustraciones. Afino la vista y reconozco unos nenúfares incofundibles.

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores