20 abr. 2008

El cuerpo, la voz, el cerebro

"Frank Sinatra puso la voz, Elvis Presley puso el cuerpo, Bob Dylan puso el cerebro". Así explicó en una ocasión Bruce Springsteen la historia de la música popular.

Voz



Cuerpo



Cerebro

19 abr. 2008

Micah P. Hinson

Llevo desde el lunes intentando escribir esta entrada pero no había logrado encontrar el momento.

La primera vez que escuché a Micah P. Hinson fue en mayo de 2005, en el festival Primavera Sound de Barcelona. Aquel fue un festival muy fructífero en cuanto al descubrimiento de nuevos grupos para mí -el propio Micah, Antony and the Johnsons, Arcade Fire-.

Recuerdo bien aquel concierto. Mis amigos me convencieron para ver a aquel tío de Texas. "Es una pasada", me dijeron. "Ha estado en la cárcel y parece un crío". En realidad, Micah debía tener más o menos mi edad -24-25-. Allí, en un pequeño escenario -aún era prácticamente un desconocido-, en el que se veía el mar al fondo, su voz resonó grave y profunda. Logró encadilarme, sinceramente.

Tres años más tarde, Micah ya tiene tres discos a la venta y el pasado lunes llenó la Sala Heineken, a la que finalmente acudí solo. Parece haber dejado atrás su época oscura -cárcel, drogas- aunque mantendrá sus dolores de espalda -un amigo se la destrozó- para toda la vida. Ahora ya está casado -podéis ver la petición de mano aquí- y su nuevo disco está inspirado en su mujer -eso dijo en el concierto-. Esperemos que la felicidad no le haya arrancado la inspiración.

Una de las cosas admirables es que en sus conciertos las canciones suenan de manera diferente que en las grabaciones. Mucho más agresivas y acompañadas de una voz que a veces se asemeja a la de Johnny Cash y en otras ocasiones se transmuta en un grito desesperado a lo Nick Cave.

Brindo por ti Micah. Gracias por esas canciones que me han acompañado en momentos tristres y alegres.

14 abr. 2008

A un mes del nuevo año

He perdido un poco el ritmo en el blog. Lo reconozco. Me lo dice mi compañero Pablo y tiene razón: "No se puede tener un blog sin postear dos semanas".

Podría escudarme en el trabajo y todo eso, pero no voy a aburriros.

Dentro de poco hará un año que retomé el blog. En concreto fue el 16 de mayo -en realidad falta un mes aún-.

Este año ha pasado bastante rápido. Sé que es raro hacer una evaluación de lo ocurrido tomando como referencia una fecha así, pero hace poco estuve pensando en ello.

La verdad es que se pueden sacar varias conclusiones:

- Los hechos que me llevaron a volver a escribir están prácticamente enterrados, aunque aún coletean muy, muy de vez en cuando. El olvido tiene su propio camino.

- Soy un poco mayor. Tengo menos pelo en la cabeza. Bastante menos. Creo que en eso este año no ha sido bueno.

- En el trabajo ha sido un año totalmente errático. Con muchos cambios que en realidad me han dejado en el mismo sitio. Pero últimamente estoy aprendiendo a aprender que debo desconectar más y mejor.

- No he leído todo lo que me hubiera gustado.

- He viajado a una cantidad de sitios razonable -Nueva York, París, Alemania-, aunque desde hace unos meses E. y yo estamos desgraciadamente en barbecho por su tesis.

Tengo la intuición de que el año que viene -que comenzará en mayo según el calendario del Letras en Desorden 2.0- traerá buenas cosas.

1 abr. 2008

Pregúntale a Google

Antes de que llegara Google no entiendo cómo el hombre podía dar respuesta a sus interrogantes.

Desde hace unas semanas, E. y yo nos preguntábamos qué tipo de local sería uno que se encuentra cerca de nuestra casa. No tiene letrero de ningún tipo, pero por las noches un maromo musculado guarda la puerta. Al maromo le acompañan un par de aparcacoches, que el sábado tenían varios autos en segunda fila en una calle adyacente.

Nuestras hipótesis eran varias: sería un club de alterne, una discoteca para famosos, un lugar de trapicheo... El caso es que está en una de las calles más tranquilas de nuestro barrio, Cardenal Silíceo, justo donde vivía Alejandro, junto a una librería.

El sábado salimos de dudas. No sé cómo no se nos ocurrió antes: preguntamos a Google. "Discoteca+Cardenal Silíceo". En la segunda entrada encontramos varios enlaces a locales de intercambio de parejas... Efectivamente, el local en cuestión es Fusión Vip, "una sala liberal". Os dejo con su "calabozo"...

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores