29 feb. 2008

Con coraza y cabezón

Ya dije en anteriores entradas que no me gusta hablar de política, pero esta vez me ha ocurrido algo gracioso. El otro día iba con E. por el metro y vimos un cartel del PP con el lema: Con cabeza y corazón. Le dije: "Podía ser Con coraza y cabezón".

Por lo he visto no he sido el único en pensarlo. Curiosamente, la gente de Contraindicaciones ha tenido la misma ocurrencia.

Reordenando

Tenía esto un poco abandonado. Estuve librando unos días y he estado alejado de Internet. Siento la ausencia.

No tengo mucho tiempo -ando con el cierre del suplemento-, pero ya puedo contar algunas cosas que me hacen estar contento. La principal es que vuelvo a Internet en el trabajo.

Algunos pensaréis: ¿Y esa es una buena noticia? Pues la respuesta es afirmativa. Después de cinco meses en el papel me he dado cuenta de que mi sitio está detrás de la pantalla y no en el rollo imprenta. En cualquier caso, no me arrepiento de haberlo intentado. Al menos no me quedo con la espinilla de no saber cómo va esto, pero el caso es que un sitio donde no se pueden poner enlaces está anticuado, ¿no estáis de acuerdo?

Además, el horario me permitirá volver a recuperar algo de mi vida. Ir a algún concierto de vez en cuando, al teatro, a tomar unas cañas. Necesito sentir que mi existencia no se reduce al periodismo.

Bueno, tengo que volver al tajo.

Besos con sabor a pop.

14 feb. 2008

Diego de León vs. Paseo de Gracia

Pasillos interminables de la ingeniería subterránea. Uno odia con todas sus fuerzas el transbordo en el metro de Diego de León, pero, ay, sólo hay que sufrir el del Paseo de Gracia en Barna para añorar el madrileño. Qué cosa más larga y estrecha.

13 feb. 2008

He vuelto

Me fui el domingo a cubrir el Mobile World Congress que se celebra hasta mañana en Barcelona. Así que he estado de aquí para allá todo el rato sin poder echar un vistazo a los blogs. He intentado ponerme al día con el Google Reader. Gracias por cuidar de Una pila de cosas. Mañana ya vuelvo a la normalidad madrileña.

7 feb. 2008

San Juan de la Cruz

Comenzó a escalar y llegó a un lugar alto, desde donde se divisaba la llanura donde había pasado los últimos años. Hacía frío, se sentía solo. Todos le daban la enhorabuena por haber logrado llegar hasta allí y eso le hacía sentir aún más solo. El camino seguía empinado. Aún quedaba mucho y ya estaba exhausto.

Echaba de menos el calor de su hogar. Llevaba semanas sin sonreír, cada vez más huraño. Miraba la llanura y le apetecía volver. En realidad, no sabía bien por qué estaba escalando. Todo el mundo que era escogido para ello lo hacía en su pueblo. Llegado ese momento, nadie lo rechazaba -eran muy pocos los presuntos afortunados-. Todos intentaban escalar la montaña.

Pero a él le importaba un comino aquello. Puede que el hogar le hubiera vuelto una persona acomodada, pero prefería leer libros o viajar a otros lugares que requirieran menos sacrificios y dieran más satisfacciones. Lugares donde no se quedara sin aire. Entonces, se paró, miró la llanura de nuevo, tiró su equipo y comenzó a bajar. Se seguía sintiendo solo, pero al menos ya no se dejaba arrastrar por la corriente.

4 feb. 2008

Perfección

Una de las canciones más bellas que he escuchado jamás. Si existe la perfección, debe ser algo parecido. Me recuerdo con 17 años, auriculares puestos y el vello erizado, como si la caricia más dulce se entretuviera con mi piel.



PD: se me olvidaba, es la abertura del Lago de los Cisnes de Tchaikovsky.

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores