19 nov. 2007

De vuelta...

Ya estamos de vuelta. La verdad es que han sido unos días estupendos. Pocas cosas puedo decir de París que no se hayan dicho ya. Es, probablemente, la ciudad más bella que conozco y se ha escrito y se ha hablado tanto de ella que no me siento con fuerzas para describirla.

Por eso he decidido hacer unos pocas entradas sobre temas concretos.

Para abrir boca un resumen muy telegráfico:

- En París hace frío, pero aun así merece la pena.

- He visto pocas cosas tan bonitas en mi vida como Notre-Dame iluminada desde un barco en el Sena.

- Los quesos en Francia están muy ricos. Las fondues están bien, pero las raclettes mejor.

- La huelga de transporte nos hizo los mayores caminantes que conozco. Ir desde Montmartre hasta la Torre Eiffel en un mismo día tiene su miga.

- Me encanta que todo esté lleno de espejos -hasta que me veo las entradas y la incipiente calvicie y me pongo de mala leche-.

- Los crepes con Nutella están soberbios.

- La librería Shakeaspeare and Co tiene mucho encanto.

- El café Flore será muy mítico pero por fuera parece bastante normal.

- París no se acaba nunca.

Ahora unas fotitos. Primero, una raclette -¡qué buena!-.


Ahora toca la prometida junto a la torre Eiffel. Cuando veáis mi atuendo, entenderéis por qué no me la hice desnudo...



Y una de E. junto al puente de Alejandro III, cerca de los Inválidos y el museo Rodin.

1 comentario:

Patxi dijo...

Me dais mucha envidia, señores. Además, por las fotos, a pesar del frío os hizo muy buen tiempo.

Letras antiguas

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores