25 dic. 2006

Un metro cuadrado

¿Nos basta un metro cuadrado para ser felices? Es hoy momento de recordar a Vainica Doble, las reinas sin corona del pop español. Escrita hace 36 años esta canción es una de las más bellas que he escuchado. Elegía de la individualidad, me recuerda a alguna que otra canción de Serrat en el espíritu.

Un metro cuadrado
de tierra es bastante,
un metro cuadrado,
con tapia de piedra
todo él rodeado.

Que la gente sepa
que todo eso es mío
y nadie se atreva
a entrar sin permiso
y, dentro, un manzano
o tal vez una parra
Para refugiarse
en su sombra en verano
con una guitarra,
pues no cabe un piano.

Un metro cuadrado
sembrado de hierba
y en él recostarme
un poco encogida,
rozando la piedra.

Un libro en las manos
con estampas viejas
y canto dorado:
Cuentos de Calleja.

Se escucha un grillo
Oculto en la parra
Un cri-cri que acompaña
Su canto sencillo
Son hermano grillo
Y hermana cigarra
Sobre mi cabeza

Se ve el cielo mío,
Todo el cielo propio
Y poder mirarlo
Sin pedir permiso
Con un telescopio

Y bajo mis pies
Un metro cuadrado
De mi propia tierra
Hasta el fondo adentrado
Para que me entierren
Bajo la maleza
Junto a mi guitarra
De pie o de cabeza

9 ago. 2006

Buika, Jesús y Cabo de Gata

Leí hace unos días una entrevista a la cantante Concha Buika. Vi actuar a Buika hará cosa de un año, más o menos. Actuaba como telonera de Bebo Valvés y entonces no sabía nada de ella. Era un auténtico torbellino, una bomba, sobre el escenario. Capaz de eclipsar con la voz a todos los demás instrumentos. Recuerdo una versión de Nina Simone en la que los sonidos de su garganta sustituían a gran parte de la instrumentación. En la entrevista, Buika dice que se casó con un hombre y una mujer, a la vez. Sí, una ceremonia de matrimonio para un trío. Un auténtico torbellino, desde luego.
Pensaba en Buika esta mañana y me la podía imaginar viviendo cerca de una cala almeriense, en plan hippy. Eso me llevó, no sé por qué, a pensar en Jesucristo, viviendo como un hippy cerca de Cabo de Gata.
Jesús, el hippy. No es difícil imaginarlo así, bañándose desnudo, fumando maría, conversando cerca de un agua cristalina en una tarde tranquila con ruido de chicharras de fondo. No sé qué tendría que ver eso con lo que hacen ahora sus seguidores, pero me es más fácil ver a esa figura allí que en un salón del Vaticano. Jesús se lavaría poco y quizá olería mal, ésas podrían ser desventajas de ser un hippy. Pero salir del sistema tiene muchas ventajas. Y una de ellas podría ser no tener que leer periódicos, escuchar los sermones de los políticos, de los directivos de grandes empresas o de los jugadores de fútbol. Me imagino a Jesús, en una cala de Cabo de Gata, desnudo, leyendo a Ovidio, haciendo el amor, lavándose poco y siendo feliz. No es poca cosa para los tiempos que corren.

17 abr. 2006

Jac, la cafetería y el Dyc

Me estoy convirtiendo en un ferviente admirador del cuaderno de bitácora de mi buen amigo Jac.

No sé si habrá sido capaz de advertir cuánto de novelesca tiene su entrada del 17 de abril. El protagonista ve esa mesa en la esquina, lo que le lleva a imaginarse en el pasado con ella sentado allí. Después se rompe el encanto. Mira entonces a otro lado y ve a un tipo tomándose una copa a primera hora de la mañana. En una novela, el protagonista hubiera sentido que ese hombre podía ser él mismo en el futuro, con esa herida aún sin curar y aferrado al alcohol para enterrar el dolor.

Afortunadamente, la vida es otra cosa. Y yo estoy completamente seguro que Jac habrá logrado superarlo mucho, mucho antes. De hecho, vaticino que dentro de poco, cuando el Bigotes vuelva a estar cerrado, y se acerque de nuevo a esa cafetería, mirará a aquella mesa y sonreirá. Recordará entonces cómo tomaban café y fumaban juntos y, entonces, sentirá que el recuerdo está borroso, como en una neblina suave, y que ya no siente dolor en su pecho. Puede que sienta un cierto deje de nostalgia, algo parecido a recordar los buenos momentos de la infancia. Pero se sentirá dichoso de haber vivido aquellos días y, sobre todo, de vivir los presentes, sin ella.

Un abrazo, amigo, y ánimo

1 abr. 2006

Have you ever seen the rain?




Hace ya muchos, muchos años, un hermano de mi madre me dijo un día: "Los mejores de la historia no fueron los Beatles ni los Rolling, sino Creedence Clearwater Revival".

La verdad es que en ese momento no le creí -tampoco ahora pienso como él- pero hay que reconocer que el comentario logró que me interesara por primera vez por ese grupo de barbudos con nombre kilométrico. Y descubrí un puñado de canciones interesantes que de otra manera hubiera desconocido.

Y hacía muchos años ya que no había escuchado mi canción preferida de la Creedence cuando hace unos pocos días aprovechaba para ir a la cocina mientras dejé la televisión encendida. En ese momento comenzó a sonar una versión en directo del tema y me vi, solo en casa, cantando como un loco con los pelos de punta: "I wanna know, have you ever seen the rain?".

Sé que todas las ramas del arte -pintura, fotografía, literatura, arquitectura, etc.- tienen aspectos fascinantes, pero la música transita caminos completamente directos a las fibras de la emoción.

En tan sólo tres minutos -o dos si me apuráis- hay canciones que te estremecen por dentro como sólo el amor puede hacerlo. Es increíble, ¿no lo creéis?

Un abrazo,

J.



Have You Ever Seen The Rain?

(J.C. Fogerty)

Someone told me long ago
There's a calm before the storm
I know
It's been coming for some time
When it's over so they say
It'll rain on a sunny day
I know
Shining down like water

I wanna know
Have you ever seen the rain?
I wanna know
Have you ever seen the rain?

Coming down on a sunny day
Yesterday and days before
Sun is cold and rain is hard
I know
It's been that way for all my time
Till forever on it goes
Through the circle fast and slow
I know
And it can't stop I wonder

I wanna know
Have you ever seen the rain?
I wanna know
Have you ever seen the rain?

I wanna know
Have you ever seen the rain?
I wanna know
Have you ever seen the rain?

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores