26 oct. 2004

De regreso

La verdad es que me hallo en la difícil emboscada de no saber muy bien por dónde debería empezar a contar. Todo se puede resumir en que después de casi un mes de incertidumbre ahora vuelvo a estar en el punto de partida. Y el punto de partida fue el periódico donde estuve durante más de un año como becario.

Por segunda vez en mi vida, hoy entré en el despacho de GS (lo llamaremos así de aquí en adelante) y todo fue muy diferente a la primera. Las parodojas son así. Si hace casi un mes, GS me sonrió mucho -casi demasiado- para decirme que no me podían renovar, hoy estuvo muy serio para decirme que me ofrecían un contrato temporal. Así es la vida supongo. Yo entonces puse buena cara al mal tiempo, mientras que hoy me esforzaba por contener la alegría.

Sí, todo ha sido muy rápido. Pero aún no he firmado ningún papel, y por eso aún sigo siendo prudente. Hace ahora una semana me ofrecieron otro trabajo y mañana tendré que rechazarlo. Supongo que en la vida las cosas no pueden venir ordenadas y que el desorden es obligatorio. ¿No somos acaso el resultado de una pura suma de casualidades azarosas?

Si nada se tuerce en breve volveré al periódico. Por dos horas más de trabajo, resulta que ahora me pagarán mucho más. Así es la vida, supongo. No hay quien la entienda, en definitiva...

Besos

22 oct. 2004

Luz

La llamada por fin llegó y con ella la luz. Gracias a todos -en especial a E.- los que me habéis soportado en mis días de oscuridad. Continuará... (pronto)

Un beso

11 oct. 2004

Norwegian Wood

Anoche tuve un sueño raro. Me encontraba en una habitación de luz clara y todo lo que había en ella -tan sólo un piano y un par de taburetes- era blanco. Un gran ventanal era la puerta hacia una preciosa vista del mar en calma.

Se acercó ataviado con un bello traje blanco y el largo y fino cabello que le caía hasta los hombros. Iba descalzo y con sus gafas redondas de siempre. Se sentó en el suelo, cerca del piano y me saludó. Me acerqué tímidamente y le di la mano. A continuación, él empezó a liar un canuto.

- Hola John, tienes buen aspecto.

- Hombre, para llevar casi 24 años sin vida no estoy mal. ¿Qué tal va todo por aquí?

- Bueno, podría ir mejor, al menos el mundo todavía no ha saltado por los aires, que no es poco. Pero eso sí, ya no hay gente como tú. Y los que hay son tachados de ingenuos, trasnochados y anacrónicos. No me imagino a ningún músico de importancia dando una entrevista en la cama para defender la paz.

- Los tiempos cambian.

- Sí, pero los halcones son los de siempre. Y cada vez tienen las garras más afiladas.

- Ya veo, no me extraña. Me apetece cantar y tocar un poco el piano.

Y se levantó para sentarse junto al piano blanco. Y juntos cantamos unas pocas canciones. Y yo no desafinaba como siempre.

- ¿Cuál prefieres cantar primero?, me dijo.

- ¿Te apetece Norwegian Wood? Siempre ha sido mi preferida.

- Me parece una buena elección.

Cantamos y fumamos. Bebimos vino y hablamos de política, de las horribles canciones de Paul y sus sempiternos "na, na, na". Le agradecí que siempre se hubiera opuesto al regreso de la banda porque hubiera sido estropear la magia eterna de unos discos y una carrera casi perfecta.

- John, no sé si lo sabes pero Paul llegó a tocar canciones tuyas. En algún concierto hasta se atrevió con Strawberry Fields. Y Yoko se ha enriquecido a base de explotar tus canciones, hasta se puso de acuerdo con Maca para sacar recopilatorios y cintas de la basura.

Pero a John no parecía molestarle aquello.

- Vamos a cantar un rock'n'roll, por lo que me dices todavía no ha habido nada que supere al rock.

Más tarde le pregunté por George y si había coincidido con él en algún momento. Con la voz dulce y cansada de alguien que ha alcanzado la paz me dijo que sí, que alguna vez quedaban para cenar y disfrutar de una noche en vela.

Por entonces, desperté.

"The dream is over", que hubiera dicho el muchacho de gafas redondas y traje blanco.

8 oct. 2004

Me dice E. que el resumen semanal no le ha gustado y yo no puedo más que asentir con cara de "cuánta razón tienes".

- ¿No quieres que seas sincera? Pues no me ha gustado, tú sueles ser más original. Otras veces incluso te inventas cosas, pero ese resumen era un coñazo y no tenía gracia.

Intento explicarle que simplemente quería recoger las vivencias de los últimos días que no había podido escribir y que por eso aquello parecía un listado.

- Pues no entiendo por qué tienes que escribir todo lo que te pasa.

Otra vez tengo que darle la razón. Y después cenamos y seguimos hablando de otra cosa.

------------------------------------------------------------
  • ¿Alguien sabe qué le ha pasado a Bjork en su último disco?
  • ¿Se han quedado sin pilas los aparatitos de los álbumes anteriores?

------------------------------------------------------------

  • Que levanten la mano aquellos que crean que Gallardón se hubiera llevado mucho mejor con Simancas como presidente de la Comunidad de Madrid que con la Espe.

7 oct. 2004

Paradoja

Mañana de envíos curriculares. A diestro y siniestro (nunca mejor dicho). Llamo al periódico en la red Estrella Digital.

- Buenos días, ¿me podría dar una dirección para enviar un curriculum?

- Pues.. Nosotros estamos en la calle Montesa...

- ¿No tienen una dirección de correo electrónico donde pueda enviarlo?

- Mejor envíalo por correo normal.

Pues ya me diréis qué pinta un diario digital recibiendo los CV´s por Correos.

6 oct. 2004

Resumen semanal (prometo no volver a hacerlo)

La vida de parado no ha sido de momento tan aburrida como esperaba. Y ésa ha sido la principal causa de que haga más de una semana que no escriba nada en este cuaderno. El jueves pasado se celebró una fiesta del periódico para despedir a los becarios. Estuvo muy divertida y bastante emotiva, ya que por allí estaban la mayor parte de las personas que más cerca han estado de mí este último año: Uli, Eduardo, Amanda, Isa...


El viernes sufrí un shock tremendo a cierta hora de la tarde. Y ahora resulta que soy conocedor de una infidelidad que una de las personas implicadas desconoce. ¡Podría hacer chantaje! (pero no lo haré, no soy tan malo...). No puedo contar más, pero quien tenga curiosidad puede intentar tirarme de la lengua...

El sábado descubrí que Ávila no es tan silenciosa como se dice cuando la invaden todos los madrileños que van a visitar la exposición de las Edades del Hombre. También volví a comprobar de primera mano que Moneo tiene algunas cagadas realmente impresionantes y eso que yo no soy muy entendido en eso de la arquitectura, pero hay cosas que cantan mucho. Ah, y el dedo de Santa Teresa..., ¡qué asquerosidad!

El domingo fui con E. y su hermano a ver un concierto gratuito en Callao del aniversario de Radio 3. Allí desfilaron los Lori Meyers, a quienes ya había visto hacía poco, Chucho y unas chicas algo provocativas llamadas Dirty Princess que se quedaron prácticamente desnudas a la una de la tarde en uno de los lugares más céntricos de Madrid. En cuanto empezó el espectáculo comenzaron a desfilar los padres que sacaban a sus hijitos de aquel sitio de perversión, todos los padres, menos uno, que permaneció impertérrito en primera fila con su hija de coletas.

Mi primer lunes al sol lo pasé -paradojas de la vida- cerca de Fernando León y no es broma. Resulta que el sábado por la noche, M. (una amiga del colegio mayor) me propuso ir de figurante al rodaje de su nueva película titulada 'Princesas', que va sobre putas y protagoniza Candela Peña (qué raro, ¿no?). En el lugar del rodaje me planté a las siete y media de la mañana con un traje (supuestamente íbamos a ser ejecutivos) y acompañado de L. (compañero de piso de E.) y alguna que otra chica más. Una hora más tarde llega una mujer y me dice que me vaya la caravana que me van a vestir de camarero. Y yo pensando: si tengo un pulso peor que el del Papa...

En fin, me pusieron detrás de la barra, donde me eché unas risas con M. y me enteré de que los productores de la peli también hacen de figurantes -ya me extrañaba a mí que un extra leyera a Proust tan tranquilamente-. Ese día también descubrí que los rodajes de las pelis son un coñazo que no veas y que más vale verlas montaditas en la sala...

Ayer fui a un proceso de selección de El Corte Inglés, donde me pusieron un vídeo penoso de autobombo con el que me costó aguantar la risa y que terminaba con la canción It´s my life subtitulada en castellano. Luego rellené muchos formularios y me aburrí bastante. Por la noche vi al mítico Joe Cocker y sus espamos en directo gracias a unas entradas que le habían tocado a E. en M80. Hizo unas cuantas versiones muy chulas -hay que reconocer que tiene una voz muy peculiar- de One (U2), What's Going on (Marvin Gaye) y de You´re so beautiful... De vuelta a casa nos encontramos a los tortolitos de S. y A. y nos echamos unas risas.

Hoy he mandado unos cuantos curriculum y poco más. Está siendo un día más aburrido y dejo este absurdo listado para hablar un rato con Ales, que ha venido a hacernos una visita. Prometo intentar no volver a hacer resumenes...

Etiquetas

Arte (3) Astronomía (5) Blogs (2) cine (14) Colegas (2) Cómics (15) Consumo (1) Cuentos (22) Economía (3) Fotografía (17) Frikadas (30) Gastronomía (1) Internet (13) Juegos de mesa (1) Letras (1) Leyendas (3) literatura (36) Madrid (2) medios (7) Mitología (2) Música (62) Palabras (4) periodismo (9) Poesía (2) Política (3) Teatro (2) Viajes (21) Vida (73) Videojuegos (8) Wii (2)

Suscriptores

Seguidores